Reclamaciones por accidentes en Madrid. Criterios para calcular las indemnizaciones por lesiones.

9 Feb

Reclamaciones por accidentes en Madrid

Reclamaciones por accidentes en Madrid-Tamara Ocaña GarcíaUna de las actividades más habituales que las personas llevan a cabo en el día a día, la conducción de vehículos, ha generado numerosa regulación que incluso ha afectado a otros ámbitos. En lo que respecta a las reclamaciones por accidentes de tráfico los baremos para lesiones y secuelas contenidos en la ley sobre responsabilidad civil y seguro en la circulación de vehículos a motor son una de las principales. Esta norma es fundamental y ejemplificaré su uso mediante un ejemplo de reclamaciones por accidentes en Madrid, lugar donde ejerzo de forma habitual.

¿En qué consiste dicho baremo?

Son una serie de tablas en las que son cuantificados diferentes efectos que se derivan de un accidente, desde los días de recuperación de una lesión hasta las secuelas permanentes y, en última instancia, la muerte. Pretende ser lo más objetivo posible para unificar las conclusiones de un médico sobre los efectos de un accidente en la salud de una persona con la compensación que merece. Debido a su uso tan extendido ha sido utilizado para cuantificar lesiones en otras ramas del Derecho como el Derecho Penal en los delitos contra las personas, o en la jurisdicción social para cuantificar las indemnizaciones por accidentes laborales.

Tales baremos aparecían ya en la redacción original de 29 de octubre de 2004, pero son actualizados anualmente para que no queden desfasados en relación, por ejemplo, con la evolución del Índice de Precios al Consumo. De esta manera, si un afectado quisiera reclamar indemnizaciones por un accidente de tráfico en 2013, tendrá que acudir a las tablas de ese año, aunque el juicio se celebrase finalmente en 2014 o 2015.

Dentro de la cuantificación del daño se incluye también una indemnización, siempre polémica y difícil de cuantificar, como es el daño moral. Aunque su inclusión en los daños por tráfico ha simplificado mucho la labor del juzgador, puede crear problemas en su aplicación a otra clase de accidentes. Por ejemplo, en el caso de los pleitos por indemnizaciones en el accidente de Spanair o el caso de las indemnizaciones por el accidente de Alvia no ha sido posible llegar a un acuerdo con la compañía aseguradora, debido a que pretendían aplicar las reglas de los accidentes de tráfico. Frente a esto, los supervivientes alegan que no es lo mismo el daño moral en ambos supuestos.

Reclamaciones por accidentes en Madrid

Por otro lado, en lo relativo a los daños materiales, nada de ello dice esta ley sobre ellos, por lo que deberán aplicarse los medios usuales para acreditar la realidad y monto de los mismos. Así, es recomendable para el afectado que guarde todas las facturas de reparaciones o que aporte informes periciales sobre, por ejemplo, la valoración del vehículo afectado.

¿Cómo se tramitan estos procedimientos por accidente?

En primer lugar, el afectado debe denunciar el hecho lo antes posible y acudir a un médico para que le haga una primera valoración, además de seguir a continuación sometiéndose a un seguimiento facultativo hasta su curación total. Una vez tenga el informe definitivo éste se trasladará a la reclamación judicial. Por ejemplo, en el caso de una persona que haya necesitado de un período de recuperación de 50 días, habrá que distinguir entre tres tipos distintos de jornadas: estancia hospitalaria, impeditiva y no impeditiva. En una reclamación por accidente en 2014 las tablas arrojarían lo siguiente: 71,84€ por día hospitalario, 58,41€ por día impeditivo y 31,43€ por día no impeditivo.

En el caso de que el accidentado, aparte de necesitar curación, tenga lesiones permanentes, se aplicará otra tabla en la que el grado de las secuelas es medido a través de puntos. Cada punto de los citados tiene atribuido un valor económico que dependerá en último lugar de la edad del individuo. Estas indemnizaciones son perfectamente compatibles y acumulativas con los períodos de curación y estancia hospitalaria.

Por otra parte, también existe otro grupo de indemnizaciones a favor de los parientes más cercanos de la víctima en caso de resultado de muerte. Aquí es establecida una cuantía fija, que variará atendiendo al grado de relación familiar, convivencia o edad de la víctima. Por último, también han de tomarse en consideración los factores de corrección, que se materializan por medio de un aumento porcentual dependiendo, por ejemplo, del sueldo anual de la víctima.

Una vez determinada la indemnización que va a ser solicitada sólo cabe esperar al resultado del juicio, que se solventará generalmente por la vía penal en el procedimiento de faltas. Podrá también solucionarse en la vía civil cuando resultase no culpable pero no sea uno de los supuestos previstos en la ley de seguros de exención de la responsabilidad (la fuerza mayor y la culpa de la víctima).

Reclamaciones por accidentes en Madrid: el caso de Laura R. B.

Para ilustrar lo anterior pondré un caso de reclamaciones por accidentes en Madrid que l